Rep. Dominicana en la lista de los diez países del mundo con mayor debilidad ante desastres naturales

Santo Domingo.- La Rep. Dominicana se encuentra en la lista de los diez países del mundo con mayor debilidad financiera ante los desastres naturales, conforme al nuevo Atlas de Exposición Económica a Riesgos Naturales, el cual contiene un índice compilado por la empresa de análisis de riesgo Maplecroft, la que tiene su sede en el Reino Unido, y acaba de dar a conocer el contenido del Atlas.

Helen Hodge y Charlie Beldon, analistas de Maplecroft, han dicho a BBC Mundo que la República Dominicana y Honduras están entre las diez naciones en el mundo con mayor riesgo económico por los desastres naturales, pues «en el caso de la República Dominicana en particular una proporción significativa de la producción económica está expuesta a riesgos naturales. Hay exposición a la actividad sísmica concentrada cerca de la capital, Santo Domingo, y exposición a los huracanes».

Según este nuevo análisis, es necesario tomar medidas urgentes, tales como regulaciones más estrictas en términos de la escogencia de sitios adecuados para construir, y más rigurosos estándares de construcción, para mejorar la capacidad de respuesta ante terremotos y huracanes, medidas ya recomendadas en una evaluación realizada por la ONU en el 2010, reglamentos que deben ser respetados.

La rápida urbanización y los altos índices de pobreza hacen que un número significativo de personas en República Dominicana viva en áreas de riesgo y sin la capacidad de recuperarse ante un desastre natural», afirmó Beldon.

Reducir la pobreza y mejorar la infraestructura de transporte y comunicaciones, así como educar al público sobre los riesgos de desastres naturales también ayudará a mitigar el posible impacto.

Estas afirmaciones son compartidas por el ingeniero geólogo Osiris de León, miembro del Consejo de Directores de la Academia de Ciencias de la Rep. Dominicana, y quien durante décadas se ha dedicado a estudiar y alertar sobre el alto riesgo de terremotos y maremotos en la isla Hispaniola, y sobre la ausencia de planes de prevención y mitigación de desastres.

Osiris de León ha escrito y publicado decenas de trabajos relativos a la sismicidad de nuestro país y de nuestra isla, advirtiendo que muchas construcciones, especialmente en Santiago y en todo el Cibao, se levantan sobre suelos de mala respuesta sísmica y sin que los diseños tomen en cuenta las velocidades de las ondas sísmicas de corte y las máximas aceleraciones que podrían producirse en esos suelos de mala calidad.

Osiris de León es de opinión que el país requiere urgentemente la creación de un Ministerio de Prevención y Mitigación de Desastres, el cual agrupe en una sola institución, y con una misma filosofía, a la Comisión Nacional de Emergencias, al Centro de Operaciones de Emergencia, a la Defensa Civil, a la Oficina Nacional de Meteorología, al Comité de Presas en Emergencia y a un nuevo Instituto Sismológico Nacional, dotando al Ministerio de todos los equipos requeridos en materia de alta tecnología, como sismógrafos, acelerógrafos, magnetómetros, radares Doppler, pluviómetros, boyas de alerta de tsunamis y personal de alto nivel científico.

El documento que acompaña el nuevo Atlas recién publicado en Londres, advierte a las empresas que operan, invierten o dependen de insumos de los países en riesgo, que están particularmente expuestos y que deben fortalecer su capacidad de respuesta para mitigar el impacto».

Beldon señala que pueden adoptarse diversas medidas para aumentar la capacidad de respuesta ante desastres naturales. «El fuerte crecimiento económico de países como México ayudará a largo plazo a mejorar la resiliencia, a medida que la clase media recurra a los mercados de seguros para proteger sus negocios y hogares», porque sólo el cambio climático le costará a América Latina US$100.000 millones al año».

A nivel regional, las economías de Asia, particularmente en el sureste, son las más amenazadas, según Helen Hodge, autora principal del informe.
«El llamado anillo de fuego del Pacífico es un cinturón de riesgo sísmico que incluye a Indonesia, Filipinas, Japón, Taiwán y otros países», donde el peligro de terremotos y tsunamis se combina con riesgos meteorológicos.

Llaman la atención que varias de las economías de mayor crecimiento en el mundo también enfrentan este tipo de riesgo, aunque tienen mejores mecanismos para protegerse y sobreponerse a esas calamidades.
«China, Mexico, India, Filipinas, Corea del Sur, Indonesia, Turquía, Bangladesh e Irán están fuertemente expuestas a riesgos naturales de gran poder destructivo como terremotos, inundaciones y ciclones tropicales», señala el informe.

El año pasado fue el más costoso en términos de desastres naturales a nivel mundial, con un impacto estimado de US$380.000 millones.
La cifra récord se debe al terremoto y tsunami de Japón en marzo de 2011, que tuvo un costo estimado de US$210.000 millones.

Los autores basaron el ránking en indicadores tanto de desempeño económico como de exposición a desastres naturales.

17 Ago/ Amo Dom

Facebook Comments