Se casan por primera vez en España dos lesbianas inmigrantes indocumentadas

Rafael Peña.

Ceuta, 22 mar (EFE).– Ceuta ha acogido hoy el primer matrimonio que se celebra en España de dos mujeres inmigrantes subsaharianas indocumentadas, una de Camerún y otra de la República de Guinea, que han sellado con un «sí consiento» su unión conyugal.
Esta celebración ha despertado un gran interés informativo en la ciudad autónoma, que ha sido elegida por las dos mujeres para casarse ya que fue donde entraron ilegalmente desde Marruecos hace ya más de dos años.
La repercusión que ha tenido esta historia ha provocado que las dos mujeres, que viven en Getafe (Madrid), decidieran entrar y salir del Palacio de Justicia de Ceuta de forma secreta, para evitar ser grabadas.
Las mujeres han expresado su deseo de no salir públicamente en los medios debido al malestar que ha creado este enlace en sus familias, según ha informado a los periodistas Pablo Núñez, de la Asociación de Gays y Lesbianas de Ceuta.
La historia comenzó cuando las dos inmigrantes entraron ilegalmente en Ceuta procedentes de Marruecos el 21 de julio de 2010 e ingresaron en el Centro de Estancia Temporal para Inmigrantes (CETI) ese mismo día.
Ingrid Rosselyne, de la República de Guinea, y Danielle Nicole, natural de Camerún, ambas de 21 años, solicitaron protección internacional el 9 de agosto de 2010 y fueron asistidas por el letrado Alejandro Romero de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).
Según los datos aportados en un comunicado por la Delegación del Gobierno en Ceuta, en septiembre de 2011 fueron trasladadas a un centro de CEAR en Getafe, ya que en el CETI de Ceuta se veían obligadas a soportar el «acoso, insultos y amenazas» de un «reducido grupo» de inmigrantes por su declarada orientación homosexual.
El responsable del Registro Civil de Ceuta, Jacinto León, ha explicado a los periodistas los trámites legales seguidos para el enlace y ha confirmado la decisión de las dos mujeres de no aparecer ante los medios de comunicación.
La Asociación de Gays y Lesbianas de Ceuta, a través de Pablo Núñez, ha manifestado su «alegría, emoción, respaldo y cariño» a las dos mujeres «lo que es una señal de que, aunque sea a pequeños pasos, avanzamos».
Esta asociación entiende que el matrimonio debe ser motivo de orgullo para todas las personas «porque este amor nos hace a todos un poquito mejores».
Las dos mujeres han querido hoy ocultar sus rostros ante la prensa pero personas que han asistido al enlace han dicho a Efe que ambas han expresado su enorme felicidad por haber dado este paso.EFE
Facebook Comments