Ser alumno de origen inmigrante en España no es condición para el fracaso escolar: UNED

Los expertos creen que las circunstancias socioeconómicas desfavorables de los alumnos sí condicionan su rendimiento en las aulas. El sociólogo Héctor Cebolla, advierte de que «en España no se están conciliando los objetivos de calidad y equidad» y, por contra, se está «generando más exclusión».

La condición de inmigrante no determina por sí misma un rendimiento educativo bajo, sino que la causa está en las circunstancias socioeconómicas desfavorables de los alumnos, como ocurre también si son españoles, según un estudio del sociólogo Héctor Cebolla.

“Los inmigrantes transitan por el sistema educativo con muchísimos problemas que comparten con los estudiantes autóctonos de su misma extracción”, dice el sociólogo de la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Cebolla presentó sus conclusiones en una jornada sobre universidades e inmigración organizada por la Fundación Ideas, basadas en análisis de datos de la evaluación internacional de alumnos de la OCDE. El problema, deduce, es de “exclusión” de la población más desfavorecida, independientemente de si es inmigrante o no.

Así, cuanta más población inmigrante esté matriculada en un mismo centro, peor será el resultado medio de la escuela. La explicación, según Cebolla, tiene que ver con que los inmigrantes en España, como en casi todas los países desarrollados, proceden de estratos sociales desfavorecidos.

La concentración no es cuestión de inmigrantes, sino de desventaja, ya que, cuando las clases medias “huyen” de estos centros, todavía permanecen en ellos españoles de los estratos más bajos. “El problema no está en la concentración de inmigrantes, ni la solución estaría en su dispersión, a no ser que ésta fuera de toda la población que comparte un origen desfavorecido”.

En ese sentido, Héctor Cebolla solicita que se “desdramatice” el debate de la presencia escolar de extranjeros y que se tranquilice a la clase media, que relaciona la inmigración con el fracaso escolar. “Sobrecargar la discusión en la condición de inmigrante emborrona el debate y desorienta los objetivos”, advierte Cebolla.

El profesor de la UNED cita las pruebas de matemáticas y lectura de PISA para deducir que, cuantos mejores resultados medios obtiene una comunidad autónoma, por ejemplo Castilla y León, mayor es la distancia entre inmigrantes y españoles. Pero la diferencia bruta entre estos dos alumnados, explica, se reduce a la mitad si se descuenta el factor de las circunstancias familiares.

Con información de EFE.

Facebook Comments