¡Si ese es el precio, yo lo pago!

¡Si ese es el precio, yo lo pago!

 

Por Olga Capellán.-

 

Todo el buen dominicano está defendiendo la nación ante la envestida nacional é internacional contra este país, tras  el resonado plan de regularización de extranjeros que se está llevando a cabo en los actuales momentos, y que afecta en su mayoría a la inmigración haitiana que pernota de manera irregular en este territorio y a cientos de dominicanos descendientes de ciudadanos haitianos, quienes fueron de manera directa o indirecta desnacionalizados luego de la Ley 168-13 del Tribunal Constitucional.

Yo también me sumo a esta defensa, lo que no estoy de acuerdo  es con aquellos “nacionalistas” de nuevo cuño de los últimos tiempos, incluyendo a algunos periodistas (confundidos en su mayoría) quienes no saben diferenciar a qué se le llama patria, porque lo de ellos es emprender de una manera rapaz en contra de las personas que no están de acuerdo con la actitud injusta que han implementado algunas instituciones del gobierno dominicano, y ellos no saben distinguir entre una cosa y la otra.

Pero no estoy de acuerdo ni me sumaré a estos personeros (bocinas pagadas) con los dineros del Estado, que cobran botellas y salarios de los dineros obtenidos de los impuestos que pagamos todos los ciudadanos comunes. Es decir: estas bocinas las pagamos nosotros, desorientados y capaces de satanizar a quienes no comulguen con esos planes macabros que han sido criticado por las instituciones internacionales de Derechos Humanos, como se ha visto en las últimas semanas.

He sido incriminada, insultada y  satanizada por parte de personas ligadas al gobierno dominicano y que  no están de acuerdo con nuestro trabajo profesional, parroquianos, incluyendo a un “periodista” de nombre Olmedo Pineda, quien es de todo conocido; cobra una botella en el consulado dominicano con sede en Madrid, el que me acusó a través de las redes sociales de formar parte de los pseudos periodistas y de estar siendo financiada por empresarios de la sombra, a quienes no él identificó.

Pedimos al señor Pineda y a cualquier otra persona que poseen pruebas de esos supuestos empresarios de la sombra que están financiando esa campaña en contra del país, a la cual supuestamente pertenezco a que las presenten por medio a los organismos correspondientes

A ese “colega” tengo para decirle que Olga Capellán probablemente es la única persona periodista de nacimiento en la República Dominicana, que luego de haberse investido como licenciada con el honor de ser la tercera persona en que su tesis universitaria del Departamento de Comunicación Social de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) fue recomendada para libro, por el alto nivel de investigación del tema y que luego fue homologada por el Ministerio de de Educación de Alemania y reconocida por el senado de Berlín, llevado a la categoría de doctorado, lo que le falta a él y a muchos otros que han querido satanizarla.

Asimismo, antecedentes  han habidos, donde la propia Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) se ha hecho eco y ha manifestado del peligro existente ante el ejercicio periodístico en la República Dominicana, a quien alertamos de nuestra situación y aquí señalamos algunos de los casos más conocidos de los últimos tiempos: el asesinato de los periodistas José silvestre en la Romana, Newton González, en Santiago, y Blas Olivo, en Bonao.

Además de la amenaza de muerte contra  los periodistas Fausto Rosario, de acento.com y de Salvador Holguín, por haber desvelado los supuestos nexos del ex presidiario por narcotráfico, Quirino Ernesto Paulino Castillo, con el ex presidente de la república Leonel Fernández y Reyna.

Además del extraño robo a en la casa periodista Marino Zapete, y el atentado a Celina Suriel, la semana recién pasada.

Pero si ese es el precio, yo estoy dispuesta a pagarlo, pero nada ni nadie podrán detener nuestra crítica por los abusos del Estado dominicano cometidos en contra de los nacionales haitianos ni de ningún otro ciudadano que de alguna manera se encuentren en el territorio nacional.

En los últimos días el gobierno dominicano ha emprendido una campaña para salir al frente de las críticas nacionales e internacionales contra el plan de regularización, ya que dichas instituciones consideran pone en desventaja a los extranjeros dentro de la República Dominicana, sobre todo a aquellos provenientes del hermano país de Haití.

Pero al gobierno dominicano le cogió tardes para ir a “Guananico”

A pesar de que la República Dominicana está invirtiendo millones de dólares pagando a personeros internacionales con la finalidad de cambiar la imagen de este país caribeño ante el mundo, y aunque posee uno de los más amplios cuerpos diplomáticos a nivel mundial (débil en gran parte por su desconocimiento en materia de la diplomacia) sabiendo que su plan era injusto y secionista, las organizaciones defensoras de los derechos haitianos coparon a las instituciones internacionales, para dar la voz de alerta y así evitar una limpieza étnica en esta media isla.

Cuando el flaco cuerpo diplomático dominicano quiso abrir los ojos, ya los organismos internacionales habían dado la razón y reconocido los derechos de estos ciudadanos, lo que ha traído una controversia en contra del país y sus autoridades, y a pesar de alto precio pagado por el Estado, ya el daño está hecho, porque le cogió tardes para ir a Guananico.

Facebook Comments