Tabaco y alcohol, las principales causas del cáncer de cabeza y cuello

causas-cancer-cuello

Otro factor de riesgo es el virus del papiloma humano (VPH). Insisten en la importancia del diagnóstico temprano. Basta con un simple examen de la boca del paciente.

Los tumores que aparecen en la boca, en la laringe y la faringe, agrupados en lo que se conoce como cáncer de cabeza y cuello, no son de los más frecuentes, pero la gran mayoría se diagnostica en etapas avanzadas. A días de celebrarse el Día Mundial contra la enfermedad, especialistas alertaron que el tabaquismo, el alcohol y el VPH son los principales factores de riesgo, y que casi todos los casos podrían detectarse simplemente observando el interior de la boca de los pacientes que se acercan con algún síntoma.

Disfonías prolongadas, dificultad para tragar, úlceras o inflamaciones en el cuello pueden ser síntomas de cáncer de cabeza y cuello, por lo que especialistas recomendaron consultar al médico lo antes posible para arribar a tiempo al diagnóstico, “al que puede llegarse sencillamente, examinando la boca del paciente”.
Así lo indicaron desde el Instituto de Oncología “Ángel Roffo”, con motivo del Día Mundial de la enfermedad, que se celebra cada 27 de julio.

“Una persona que fuma 20 cigarrillos por día durante 20 años presenta 20 veces más riesgo de padecer este cáncer que un no fumador. Las chances están igual de aumentadas en bebedores crónicos de alcohol”, sostuvo el jefe de Oncología de la Unidad Funcional de Tumores de Cabeza y Cuello del Roffo, Raúl Giglio.

El especialista agregó que el VPH se convirtió en el tercer factor de riesgo –ocasiona alrededor del 25 por ciento de los casos– y está vinculado a prácticas de sexo oral sin protección.
“Esto se da sobre todo en América Latina, aunque en Norteamérica y algunos países europeos es responsable en más del 70 por ciento de los casos”, resaltó.

No obstante, indicó que los tumores de cabeza y cuello vinculados al tabaquismo y a la ingesta de alcohol están en descenso gracias a las múltiples campañas de concientización y los cambios en las leyes en muchos países del mundo, incluida la Argentina.
Por su parte, el oncólogo y radioterapeuta de la misma Unidad Funcional, Marcos Pereira, coincidió con Giglio y aclaró que la incidencia de tumores ocasionados por HPV está en aumento en parte porque la sociedad y los hábitos sexuales de la gente cambiaron.

“De todos modos somos optimistas, porque si con educación y políticas públicas pudimos controlar la epidemia de VIH también podremos lograrlo en este caso”, afirmó. Según los especialistas del Roffo, existen tres tipos de demora en el diagnóstico de la enfermedad: la demora del paciente, que percibe el síntoma pero lo minimiza; la demora del primer profesional al que se acude, ya que en el 90 por ciento de los tumores de cabeza y cuello pueden verificarse revisando la boca del paciente; y una vez que se llega al diagnóstico y se debe esperar para conseguir turnos con médicos, acceder a la radioterapia, a la cirugía o a la entrega de la medicación. Una vez detectada la enfermedad el paciente debe ser abordado por un equipo multidisciplinario. “En estadio 1, la chance de curación del paciente es de entre el 75 y el 90%; en estadio 2, entre el 60 y el 75%; en estadio 3, de alrededor del 50%, mientras que en estadio 4 ya son casos más complejos y el pronóstico es menos alentador”, precisó Giglio.

diariolarepublica.com.a

Facebook Comments