¿Taxista en Madrid? Sólo si tiene la ESO

El Consistorio obliga a que los taxis sean ‘verdes’ antes de 2020
Regulará una tarifa máxima para aeropuertos y estaciones

Madrid.- «El turismo es muy importante para la ciudad y, en muchas ocasiones, la imagen que se hacen de la ciudad se la llevan del taxi». Así justifica Ana Botella los aspectos relacionados con el proyecto definitivo de la Ordenanza del Taxi que ha aprobado hoy el Gobierno local y que tiene que ver con el vehículo y el conductor. Entre las novedades, hay «recomendaciones», como dijo la regidora, sobre el atuendo y la obligación de que tengan, como mínimo la ESO. La medida no tiene carácter retroactivo.

La normativa se modifica después de 22 años sin hacerse. Botella destacó una y otra vez que la nueva redacción del texto ha sido posible gracias al «acuerdo» con el sector. Entre otras cuestiones regula la publicidad, ingresos extra para el taxista, que sólo podrá llevar en el interior del vehículo y referida a servicios del municipio. La podrá exponer por medios telemáticos, como hacen los taxistas en Nueva York.

Tienen prohibida ponerla en el exterior del coche, salvo que sea de información del propio servicio. El motivo es, según Botella, por que la ciudad tiene contratado un máximo de publicidad en los espacios públicos y en el caso de que se autorizase más se superaría lo que está contratado. «El objetivo es reducir la huella publicitaria», aseguró.

También entra a regular, por primera vez, el tipo de vehículo que se ha de conducir. Los taxis tendrán ser ecológicos con una frontera de 2020. A partir de esa fecha no podrá circular ninguno que no cuente con limitación de contaminantes. De acuerdo a lo establecido en el Plan de Calidad del aire de la Ciudad de Madrid para el fomento del vehículo limpio, se establecen límites máximos de emisiones, tanto de CO2 (160 gramos/km.) como de NOX (80 miligramos/km.), por encima de los cuales no se autorizará la prestación del servicio de taxi.

Para hacer esta transición más sencilla se ha establecido una implantación gradual, de tal manera que, a partir del 1 de enero de 2014, si no se cumplen estas condiciones medioambientales no se autorizarán como taxis nuevas marcas y modelos de vehículos a los fabricantes. A partir del 1 de Enero de 2015 no se permitirá a los titulares de licencia la sustitución de vehículos por otros que excedan los límites. El 1 de enero de 2020 no podrán prestar servicio los vehículos autotaxi que superen las referidas emisiones.

Asimismo, se establecerá una tarifa fija para desde el aeropuerto. «Se podrá establecer una medida similar en lo que afecte a estaciones de tren», dijo. Además, la contratación del taxi a través de la radio emisora se dispone de una tarifa máxima. Es decir, que llegado a ese límite no se abonará más.

El Ayuntamiento también limita a 16 horas el periodo máximo de actividad de una licencia y durante todos los días de la semana. Se acabó eso de funcionar todo el día con empleados. Además, se autorizará taxis de más de cinco plazas. Las tarifas contemplan un extra a partir de la ocupación de ese sitio.

25 oct/ amodom/ elmundo.com

Facebook Comments