Toledo: Detenidos cinco miembros de Dominican Don´t Play por intentar matar en Seseña

Los agresores pertenecen a la banda latina Dominican Don´t Play (DDP) y el pasado 20 de abril, en el barrio de El Quiñón, provocaron lesiones muy graves a otro individuo mediante machetes de grandes dimensiones y otras armas blancas

La Guardia Civil, en el marco de la operación Coyote, ha detenido a cinco personas por el intento de homicidio que llevaron a cabo contra otro individuo el pasado día 20 de abril, en la urbanización El Quiñón de la localidad de Seseña

Los detenidos abordaron a la víctima de forma premeditada y repentina, provocándole lesiones muy graves al hacer uso de machetes de grandes dimensiones y otras armas blancas. El agredido tuvo que ser trasladado al hospital Virgen de la Salud de Toledo con pronóstico crítico.

Tras la investigación, se ha podido determinar que los agresores pertenecen a la banda latina Dominican Don´t Play (DDP), siendo la agresión sobre la víctima consecuencia de la rivalidad entre bandas latinas.

Los presuntos autores actuaban en Seseña y localidades próximas, quedando acreditada su relación con la delincuencia común, principalmente en la comisión de delitos contra las personas, contra la salud pública y contra el patrimonio.

Así habrían provocado enfrentamientos sumamente violentos contra miembros de bandas rivales asentadas en localidades próximas a Seseña y del sur de Madrid, con el fin de vengar las disputas anteriores y hacerse con el control de las zonas donde pretendían implantarse.

Esta banda, al igual que otras semejantes, aspira a controlar determinados espacios geográficos, por lo que se han ido estableciendo en diversas regiones del país mediante la formación de grupos territoriales que ellos denominan «bloques», «clicas» o «capítulos».

Por lo general, estas bandas juveniles violentas son grupos organizados con una fuerte jerarquía y donde cada uno de sus miembros tiene una función definida.

En muchas de estas bandas juveniles participan menores de edad a los que inducen, en muchos de los casos, a abandonar sus domicilios familiares y cometer actividades ilícitas como medio de financiación de la banda.

La Guardia Civil sostiene un importante esfuerzo en prevenir y esclarecer las actividades de este tipo de bandas.

La operación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo, con el apoyo de la Unidad Central Especial Número 3 de la Jefatura de Información y varias unidades de la Comandancia de Toledo.

Estas investigaciones han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción número 7 de la localidad de Illescas.

Facebook Comments