Un ejemplo a seguir por jóvenes dominicanos NY y otras latitudes

Un ejemplo a seguir por jóvenes dominicanos NY y otras latitudes

Randy Abreu

Randy Abreu

Por Ramón Mercedes
Nueva York.- El joven Randy Abreu, con apenas 23 años, nacido y criado en El Bronx, es un ejemplo a seguir por los jóvenes dominicanos en esta ciudad y de otras latitudes de que cuando se quiere se puede, porque ya es un abogado graduado con honores de un doctorado en leyes de la universidad Thomas Jefferson, San Diego, California y de comunicación y estudio del Caribe en el Skidmore College de Albany.

Hijo del periodista Darío Abreu, actual secretario general de la filial-NY del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y la señora Ivelisse de Abreu, posee también un sin números de cursos colaterales a sus profesiones y en el futuro se propone estudiar varios idiomas, según explicó.

El joven abogado Abreu, mientras cursaba su carrera en la universidad de California antes de finalizar su carrera, por sus excelentes calificaciones, fue escogido como asistente de investigación del profesor Kaimipono Wenger y coadyuvaba en litigios civiles, cuestiones en disputas del código laboral, mala conducta del fiscal, negligencia profesional, la práctica de los negocios internacionales y presentación de actas de la sociedad y del empleo basada en petición de inmigración, entre otras participaciones.

Sus calificaciones lo encasillan en la excelencia al premio en la redacción jurídica ll; critica a la teoría de la raza; derecho internacional y humanidades, entre otros.

Mientras que en la universidad de Saratoga Springs-NY, fue escogido como único estudiante para servir en la Asociación de Gobierno Estudiantil. Obtuvo su licenciatura en historia y estudios latinoamericanos, y su tesis de grado se fundamentó en la independencia de la República Dominicana. Permaneció en el país de Nicaragua por breve tiempo como voluntario en la enseñanza de traducción, interpretación, matemáticas e inglés.

Cuestionado por este reportero sobre sus proyectos profesionales, políticos y comunitarios, el nuevo abogado, dentro de sus exposiciones en un español claro, convincente, destallado y al parecer con un objetivo muy claro y con inclinación hacia el humanismo, expresa que en lo inmediato está enfocado en conseguir trabajo en su área, aunque el dinero es importante en la vida de los seres humanos, piensa que hay que ayudar a los más necesitados.

Por ese motivo, añade, dedicará parte de su tiempo a ofrecer servicios a personas que en muchas ocasiones son condenadas o deportadas por falta de orientación de un buen profesional en materia de derecho.

Asimismo afirmó que en un futuro le gustaría incursionar en la política local, ya que a su juicio hay que renovar el liderazgo político, con personas con ideas nuevas que encaminen la comunidad hispana por nuevos senderos para que nos respeten más y al mismo tiempo la clase pobre pueda ser beneficiada con fondos que no llegan a esos sectores.

Cuando concluyó la entrevista con el joven abogado en un concurrido lugar público de la comunidad dominicana del Alto Manhattan, varios de los presentes, veteranos abogados, médicos, contadores, comerciantes, políticos y líderes comunitarios, entre otros, valoraron el accionar de Abreu y enfocaron como un sostén de los hispanos, especialmente los criollos, residentes en La Gran Manzana.

Facebook Comments