¡Una buena medida!

¡Una buena medida!

 

Por Olga Capellán.-

 

Vemos con beneplácito y saludamos la medida de las autoridades competentes de cancelación de aquellos militares,  policías y todos miembros de los cuerpos castrenses que hayan sido sorprendidos ejerciendo acciones que no estén apegadas a las leyes regentes y al buen comportamiento social de nuestro país.

Consideramos en particular que se está haciendo un “buen comienzo”, al tiempo de estar en desacuerdo con las cancelaciones de algunos miembros de la Policía Nacional, por el simple hecho de que estos exigen se les respeten sus derechos, como seres humanos, como entes sociales, y como servidores públicos en el cuerpo del orden, como sucedió en algunos casos, en primer lugar el del raso Daurin Muñoz, al denuncia los bajos salarios que perciben y el coronel Radhamés Santos Aquino, quien acuso al general Then de acoso contra su persona , entre otros.

Estos hechos son muy lamentables, dado el caso del descrédito por el que actualmente se encuentran atravesando los organismos de seguridad del Estado, en su mayoría ligados a actos bochornosos de diversas índoles, sin embargo no todo está perdido, es por ello que se deben hacer profilaxis conductual, para que solo sean separados de las filas aquellos que lo ameriten y se reconozca la labor honesta de quienes los son; en vez de cancelarles, como lo está llevando a cabo el actual jefe policial, Nelson Peguero Paredes, desconociendo el derecho y  la honestidad de varios miembros de ese organismo policial.

Sin embargo son muchos los entuertos que el presidente de la república debe solucionar en las diversas instituciones públicas, para que al final de su gobierno, el Lic. Danilo Medina, pueda exhibir un “verdadero logro” como primer mandatario de la nación.

Casos que deben ser debidamente aclarados:

Entre los casos más recientes que deben ser aclarados por las autoridades competentes: se encuentran el total esclarecimiento de la desaparición de un furgón cargado de drogas del Puerto de Haina, así como también la fuga de los dos pilotos franceses del territorio nacional, luego que estos fueran condenados a cumplir en cárceles del país por la justicia dominicana.

El escándalo más sonado y que salpica a un importante organismo estatal, es el de la muerte por suicidio de un arquitecto relacionado con los actos de corrupción en la OISOE, razón por la cual esperamos que el presidente Danilo Medina, ponga su esmero para que este hecho quede debidamente solucionado y se castigue a los responsables del mismo.

Además, también el presidente de la república debe poner sus oídos en los rumores públicos y acusaciones contra diversos funcionarios de su gobierno en materia de corrupción, ya que en su campaña prometió que bastaba tan solo con el rumor sobre hechos indecorosos para que se les abrieran investigaciones por ante la justicia correspondiente.

Sabemos que el presidente Medina, tiene la mejores intenciones para cumplir una por una todas sus promesas, lamentablemente ha tenido algunos tropiezos dentro de sus propios compañeros de partido, pero gracia a su inteligencia y dedicación saldrá airoso en su gestión gubernamental.

 

Facebook Comments