Viva la Republica Dominicana!

Viva la Republica Dominicana!

Jonatan GomezJonathan Gómez.
Politólogo y Fundador de la Plataforma para el Debate.

Muchos profesionales tales como periodistas, profesores, ingenieros, abogados entre otros, saben lo importante que es saber manejar los tiempos, los silencios, los espacios y las pausas en el desarrollo de su profesión, pues en política es fundamental.
El presidente ha sabido manejar el escenario idóneo para manifestar y defender la postura del estado dominicano frente a la decisión tomada por el Tribunal Constitucional, y no sólo eso, sino defenderla en el momento adecuado con gran fortuna para su gestión y para los intereses del país. La CELAC es una Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y su unión integra la cantidad de 590 millones de habitantes, la Unión Europea tiene 501 millones de habitantes, es decir que la CELAC tiene unos 89 millones de habitantes más que la Unión Europea. Este dato refleja la importancia del contexto internacional en la que el presidente expresó su pequeño, pero contundente y acertado discurso.

Dicho esto también tengo que decir que el presidente tardó en dar una respuesta oficial sobre el asunto. Pero como he dicho antes, los tiempos son vitales en política y el presidente y sus asesores han sabido manejarlos muy bien y de manera muy inteligente.

Según mi análisis político de lo que ha venido ocurriendo sobre este tema y la reacción del mandatario Medina, puedo decir que, él ha querido que la sociedad intelectual, periodística, la sociedad política, las asociaciones y la sociedad general, se desahoguen primero, -y con esto quiero decir que ha sabido escuchar, que es una cualidad de liderazgo-, y ha querido que pase la marea fuerte, ha sido sensato y cauto en ese sentido, y cuando ha visto que la tormenta ha menguado, ha recopilado toda la información necesaria, todas las quejas, todas las situaciones, todos los enfrentamientos y el propio presidente ha construido, en base a esa información, un discurso y posteriormente una acción. En definitiva ha actuado con conocimiento de causa. Desde luego ha intentado actuar lo más acertado posible. No sólo para la sociedad dominicana, sino para la sociedad internacional.
Todos estamos de acuerdo en que no es recomendable que una persona tome una decisión en caliente, mucho menos cuando se trata de una persona que dirige un país, con unas responsabilidades tan importantes como la sociedad, la historia, la cultura y el futuro brillante que tiene la República Dominicana.

Por otro lado cabe mencionar que eché de menos en el discurso una unión entre el partido de la oposición y el gobierno. Porque en tema de patriotismo e intereses nacionales se debe estar unido por el bienestar general del país. Danilo Medina debió reunirse con el líder de la oposición, comentarle el plan que iba a llevar a cabo y referir ese encuentro en la CELAC para que el mensaje de unión en este sentido quedase sobradamente claro.
También es importante señalar que debido a que nos movemos en un contexto internacional, en un mundo globalizado, es interesante sacar la conclusión de saber quiénes son nuestros países amigos, pero sobretodo y ante todo saber cuáles son nuestros enemigos, no por temor a un conflicto bélico ni mucho menos, sino más bien por la competencia en diversos temas, tanto si nos referimos al ámbito económico, turístico, social o político. Está claro que el primer ministro de San Vicente y Granadinas, el sr. Ralph Gonsálves no será enemigo de la República Dominicana, pero tampoco es amigo, dato que se debe tener muy presente.
Hablando del sr. Gonsálves puedo decir que es un demagogo en toda regla, porque según su discurso en la CELAC criticaba de manera enérgica el imperialismo, el colonialismo y el supuesto sufrimiento de los países latinoamericanos por parte de las grandes potencias opresoras imperialistas. Pero permítanme informarles que el sr. Gonsálves es primer ministro porque el Jefe de Estado es la Reina de Inglaterra, Isabel II, por lo tanto este dato convierte a su país en una colonia británica. Es decir que todo su discurso es pura demagogia; la misma que utiliza cuando critica a la República Dominicana, entrometiéndose en la soberanía que reside en todo el pueblo dominicano. Un pueblo que sí realmente es libre, soberano e independiente.

Está en juego el futuro de más de 10.000.000 de habitantes dominicanos sin contar los dominicanos que residen en el exterior. Por lo tanto es una cuestión de suma importancia, una cuestión de prestigio internacional, de soberanía, de legalidad y como no, una cuestión de legitimidad institucional.

Facebook Comments