Autoridades no han dado con cuerpo Emely Peguero

CENOVÍ, San Francisco de Macorís.-

Me la mataron, porque una niña pobre no podía tener un hijo de una persona rica”, afirmó Genaro Peguero, padre de Emely Peguero Polanco, de 16 años, cuyo cuerpo era buscado ayer en el vertedero de la comunidad de Hatillo, donde supuestamente fue lanzado hace una semana por su novio, Marlon Martínez, de 19 años, quien lo habría revelado al Ministerio Público.
La búsqueda, que empezó cerca de las 2:00 de la tarde, duró menos de una hora. Fue suspendida porque una multitud trató de linchar al muchacho cuando acudió con las autoridades al sitio. Hoy podría ser reanudada.
Martínez estaba en un vehículo negro en el vertedero, cuando llegó un gentío que removía el vehículo y pedía su cabeza.
En la mañana buscaron en las inmediaciones del cementerio de Villa Tapia.
Frente a la situación, las autoridades lo sacaron y lo llevaron a la sede de la fortaleza Duarte, donde opera una cárcel de máxima seguridad.
A la Fiscalía de Salcedo acudió la subdirectora de Pasaportes Marlin Martínez, madre de Marlon, para ponerse a disposición y exclamó que actuó como madre. Fue dejada detenida.
La profundización de las investigaciones tiene lugar luego de que el guardián del edificio en uno de cuyos apartamentos reside la dama, asegurara que observó al joven bajar con un saco y entrarlo en el baúl de un vehículo, lo cual quedó registrado en la cámara de seguridad del condominio.
El vigilante señala que la señora Marlin observó el video captado por la cámara y con las manos en la cabeza rompió en llanto. El video desapareció.

¿Dónde está? “Estamos devastados, todavía no se sabe lo que hizo Marlín Martínez con mi hija. No sabemos dónde está el cuerpo. Crímenes así no deben quedar impunes porque un político quiera acabar con la vida de una niña de 16 años y un niño en el vientre de cinco meses”, expresó Genaro desconsolado por el dolor y la impotencia.
Acusó a Marlon y a su madre de ser los responsables materiales e intelectuales del crimen.
Ayer, amas de casa, dirigentes comunitarios, obreros y el Frente Amplio Popular (Falpo) incendiaron neumáticos, colocaron escombros en las vías y portaban pancartas, reclamando que el caso no quede impune.

El fiscal de Salcedo, Viterbo Cabral, rehusó adelantar datos de las pesquisas.
La joven era una buena hija y excelente estudiante, con el deseo de ser abogada para defender a los inocentes, según sus familiares y su compañera de estudios y amiga Nikaury García.
De acuerdo con el padre, la relación con Marlon data desde que ella tenía 12 años y él 15. Dijo que en ocasiones lo cuidaban en su casa cuando era pequeño. Las viviendas se encuentran a 50 metros.

 

Por: Francisco Calderón Hernández

Hoy.com.do

Facebook Comments