Dinamarca necesita extranjeros calificados para rescatar el crecimiento

Dinamarca necesita extranjeros calificados para rescatar el crecimiento

Copenhague ,.-Dinamarca está rezagada con respecto a sus vecinos en materia de crecimiento económico y necesita extranjeros calificados para ponerse al día.

El problema es que en el último decenio Dinamarca se ha transformado en un lugar poco acogedor con las leyes migratorias más estrictas de la región.

Ahora, eso está poniendo en riesgo su expansión. La economía de US$350.000 millones ha demostrado más lentitud que sus vecinos escandinavos para recuperarse de la crisis financiera global. El banco central también rebajó los pronósticos de crecimiento la semana pasada a raíz del gasto en consumo y las exportaciones en baja.

Una de las razones de esta reactivación anémica es la falta de inmigración, según Jan Rose Skaksen, responsable de investigación en la Fundación Rockwool y ex integrante del Consejo Económico de Dinamarca.

El banco central advierte ahora que en menos de tres años habrá un déficit de mano de obra en todos los sectores de la economía. El déficit total sólo en empleos relacionados con ingeniería y ciencias crecerá hasta más de 13.000 en 10 años, según el grupo de interés industrial más grande de Dinamarca.

“El costo de los ingenieros, por ejemplo, continuará aumentando hasta que se cubran los empleos”, dijo Skaksen. “Eso afectará la competitividad y frenará el crecimiento y no se contratará a mucha gente”.

La población de Dinamarca de 5,7 millones de habitantes está constituida aproximadamente por un 9 por ciento de inmigrantes. En Suecia, 16,5 por ciento de la población era de origen extranjero y en Noruega representa un 12 por ciento.

Sin reformas a la inmigración o el trabajo, Dinamarca aumentará la producción sólo 1,5 por ciento anual como mucho, estima Skaksen. El banco central pintó un panorama aún más sombrío la semana pasada pronosticando que el crecimiento estructural podría ser de apenas 1 por ciento anual sin una expansión de la fuerza de trabajo.

Para remediar esta crisis amenazante, empresas como Microsoft Corp. y Siemens AG han formado una alianza con la Confederación de la Industria Danesa. La idea es cubrir los empleos alentando a los estudiantes a estudiar ingeniería y ciencias, y dando prioridad a la investigación en tecnología.

De todos modos, la crisis migratoria en Europa demuestra qué poco atractivo tiene Dinamarca para los extranjeros, sobre todo después de que el país colocó avisos en Oriente Medio advirtiendo a la gente que no viniera.

Menos de uno de cada siete de los 9.000 inmigrantes que llegaron a Dinamarca desde Alemania entre el 6 de septiembre y el 17 de septiembre quiere permanecer, según el gobierno. Prefieren países como Alemania y Suecia, famosos por el acceso veloz a los empleos y la reunificación familiar. Políticas más acogedoras, reformas en el mercado de trabajo y un consumo en rápido crecimiento están ayudando a crecer a los vecinos de Dinamarca.

Facebook Comments