Dominicanos de Madrid

Dominicanos de Madrid

Antonio_Miguel_CarmonaAntonio Miguel Carmona
Responsable de economía del PSM-PSOE.

Ayer lunes, dieciocho de agosto, me reuní con una parte de la comunidad dominicana de Madrid. Calculan que unos cincuenta mil nacidos en esta república residen, viven y trabajan en nuestra capital.

La mayor parte de ellos tienen una forma de ser inconfundible que les hace cercanos y próximos. Saben que pueden sentirse españoles y madrileños en una tierra que debiera acogerles con el mayor de los cariños.

De Puerto Plata o de Santo Domingo, de Barahona o de San Francisco de Macorís, tienen los dominicanos un acento que acaricia el oído y que se susurra más que se habla por los rincones del distrito de Tetuán o las avenidas de nuestra Villa y Corte.

Hijos de los cayos y de las islas, de la bachata y del merengue, los dominicanos dan el sabor a los madrileños como un poco de sal a aquella salsa que necesita condimento para poder tomarse.

Son los dominicanos trabajadores sinceros, responsables y familiares, amigos de sus amigos. Se encuentran acogidos por una nación que a veces les confunde y sienten en Madrid las avenidas en sus venas.

Me dicen que tienen el conocimiento de que ellos también ayudarán a hacer de esta ciudad una más culta y cosmopolita. Que su trabajo incansable dará sus frutos frente al rechazo de unos pocos ignorantes.

Forman los dominicanos familias abiertas de sabores vecinos. Y tienen en sus sonrisas una educación tan por encima de la media que sienten a veces el frío de otros que parecen mucho menos madrileños a pesar de haber nacido en este foro.

Y como si cayera en mis manos un poema de Manuel del Cabral o leyera una novela de Pedro Vergés, tendría que evocarme lentamente a recordar ese acento para poder sentir en las letras dominicanas el sabor del mar del Caribe en pleno agosto en un lugar como Madrid.

Sin gg

Facebook Comments