Fábrica de yates impulsa actividad turística de Puerto Plata

05_09_2016-HOY_LUNES_050916_-El-País8-E-1-637x441

 

Luperón, Puerto Plata.-Aunque la bonanza económica que la actividad turística dejaba en este municipio en décadas pasadas está muy lejos, no todo está perdido porque el surgimiento de una fábrica de yates y catamaranes le ha dado un nuevo impulso a este enclave de la costa norte del país.

La empresa, instalada en la comunidad de La Culebra y propiedad del francés Luc Guessard, construye ese tipo de embarcaciones turísticas tanto para el mercado local como para las demás islas del Caribe.

Alrededor de treinta empleados fabrican las embarcaciones que pueden tener un costo de venta que sobrepasa los US$100,000, según explicó Guessard, quien destacó que ya ha vendido varias embarcaciones en Barbados, Grenada, Santa Lucía, Antigua, Haití, Jamaica y Las Bahamas.

Además explicó que estas embarcaciones son construidas a base de fibra de vidrio, madera y otros materiales que son importados directamente desde los Estados Unido.

El empresario afirmó que tiene proyectado exportar este tipo de embarcaciones hacia la isla de Las Maldivas, lo que permitirá que el nombre de Puerto Plata se conozca en esta parte importante del océano Índico.

Guessard reiteró que con este proyecto “estamos contribuyendo a dar oportunidad de empleos y a ofrecer a la juventud un medio de ganarse la vida de forma honrada”.
Su llegada al país. Guessard, un arquitecto naval, explicó que reside en esta comunidad desde hace 20 años, la cual describe como un “remanso de paz porque es un lugar de singular belleza”.

Por eso decidió adquirir algunas propiedades para crear proyectos que ayuden a fortalecer la economía de Luperón.

Recordó que llegó al puerto de esta comunidad en 1996 en un barco que construyó en Brasil; conoció al poco tiempo a empresarios de la zona, entre ellos a Lenin Fernández, propietario de un restaurante.

Esos amigos lo ayudaron a montar una pequeña empresa que dio servicios generales y turísticos al hotel Luperón Beach Resort.

Guessard recuerda que para entonces puso en marcha sus conocimientos de construcción de embarcaciones acuáticas, los cuales aprendió en su condición de arquitecto naval, por lo que de inmediato fue contratado por la empresa Scuba Caribe.
Esa empresa necesitaba adquirir catamaranes para dar servicios a los hoteles ubicados en Bávaro Punta Cana, en la región Este.

Reforestación. Guessard también está inmerso en un proyecto de reforestación, con la siembra de árboles en las riberas de los ríos. Como siempre le ha impactado la belleza de este entorno, se siente con el compromiso de contribuir con su preservación.

 

Hoy Digital

Facebook Comments