Félix Bautista y la delincuencia globalizada

Félix Bautista y la delincuencia globalizada

ana josefa gil mateo1_5Si bien es cierto que el presidente Danilo Medina con “su librito” ha venido realizando obras en su gobierno que son dignas de una valoración positiva; no menos cierto es que no son suficientes; sobre todo, hace falta reflexionar sobre temas de actualidad relacionados con la justicia, defraudación de fondos públicos, tráfico de influencias, y demás temas referentes con delincuencia económica.

A sabiendas que la República Dominicana forma parte de la aldea global; observamos que en España el Director General de la Policía, Ignacio Cosidó, el pasado mes de octubre, en el seminario “La lucha contra la delincuencia económica en un mundo global”, señaló que desde enero se habían investigado, por delitos económicos, más de diez mil (10,000) personas y cinco mil trescientas (5,300) empresas. Se han practicado más de tres mil seiscientas detenciones; y, sesenta y siete (67) de las mil cien (1,100) investigaciones policiales abiertas contra delitos económicos corresponden a casos de corrupción.

Mientras eso acontece en España; en la República Dominicana venimos observando al Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, desatar una persecución contra el Ing. Félix Bautista y sus colaboradores cercanos. Entonces, resulta válido cuestionar ¿es esto una lucha real contra la corrupción? Con certeza todos indicaríamos que no lo es. En un país donde las autoridades gubernamentales por lo general actúan al margen de la ley con absoluta impunidad, ¿qué persigue el gobierno central con las imputaciones al Senador por San Juan? ¿Tienen prisa en procesarlo con la legislación actual?

Pero en medio de estos soplos contra el Ing. Félix Bautista, quien además de haberse desempeñado como director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), ha resultado ser el hijo putativo del ex–presidente de la República, el Dr. Leonel Fernández; todo parece indicar que en el grueso expediente donde constan las imputaciones, no está todo lo que es, ni es todo lo que está. Lo que a todas luces se manifiesta ?y así lo percibe la población en general? es que al igual que el millonario empresario chino Jack Ma, el ingeniero Félix Bautista pasó de la nada a ser millonario.

Por supuesto que entre Jack Ma y Félix Bautista hay que establecer claramente las diferencias en la consecución de sus riquezas: el chino millonario sabe que en su país tener ébola es mejor que asomar a los pasillos palaciegos de la delincuencia económica y, Félix, el dominicano millonario, llamado por muchos “el genio de las finanzas”, sabe a merced de quién está en su país, el Poder Judicial.

Mientras Jack Ma declara que tras hacerse millonario es infeliz; Félix Bautista confiesa sentirse realizado, a tal punto que duerme tranquilo y declara ser inocente de todas las acusaciones que le hacen personas envidiosas y calumniadoras. Pero ambos tienen un punto de convergencia: son solidarios con los menos afortunados. Lo que todavía no se sabe es si Félix, al igual que Jack, comparte los dineros que destina de su riqueza obtenida en negocios lícitos. Pero como se le imputa de lo contrario, a Félix tendrán que demostrarle que no es así.

Al mismo tiempo que en España vamos viendo cómo la delincuencia global parece entramarse hasta en la Casa Real: por ahí al esposo de la Infanta Cristina se le imputa desviación de fondos públicos para una Fundación Sin Fines de Lucro y alguna empresa vinculada a ella. ¡Ni las fundaciones sin fines de lucro escapan a la delincuencia globalizada! Tampoco en las iglesias: ¡hasta el Papa Francisco ha permitido que el Banco del Vaticano sea incluido en el nuevo orden que rompe con el secreto bancario! Y por eso el Sumo Pontífice ha sentido los estragos de quienes se ven amenazados.

Por ahí puede acontecer que la organización sin fines de lucro que preside Leonel Fernández, Fundación Global, Democracia y Desarrollo (FUNGLODE) ?si llegara a estar macerada en el dulce licor de la corrupción internacional? comenzara a “poner su barba en remojo”: más de dos millones de dólares fueron declarados a la opinión pública, como el monto recaudado por los colaboradores del presidente de la fundación en la charla-entrevista recién pasada. Contrario a Danilo con su “librito”; Leonel con “su enciclopedia”, siempre recibe ayuda de sus amigos.

O tal vez, en la perspectiva local; aquella costosa “Entrevista” sirvió para que la cúpula empresarial se pusiera donde el “capitán le vea”; por si acaso. Aunque optaron por enviar a sus más jóvenes representantes a esa nefasta actividad que derivó en actuaciones violatorias, por parte de “neo-paleros”, a la libre expresión de los ciudadanos. ¿Quién sabe si tan sólo fue una deliciosa coincidencia, que esa misma cúpula empresarial estuviera visitando, en su despacho al Procurador General de la República; y luego la declaración ?en ese mismo despacho? del embajador norteamericano, James Brewster, respecto a la tolerancia cero a la corrupción por parte de su representado? Ambos encuentros marcaron un antes y un después de la fatídica “Entrevista” de Leonel.

Respecto a estos hechos acaecidos, puede estar sucediendo que con el caso del Senador de San Juan, el presidente Medina esté colaborando a través del Procurador General, al inicio ?en la República Dominicana? de la lucha contra la delincuencia económica globalizada. Mientras aquí entendemos que se trata de una persecución política; en España observamos una lucha real y efectiva contra dicha delincuencia: en los dos últimos años han incautado en efectivo, casi 40 millones de euros, han bloqueado 2.000 cuentas bancarias y confiscado inmuebles por valor de más de 250 millones de euros.

Pues esta lucha consiste en recuperar para el Estado, los dineros y bienes que han sido defraudados: los mismos que atentan contra la seguridad y propician la desigualdad social.

Pues es que los dineros del pueblo no se pueden destinar al lucro de unos pocos; al compás que como en nuestro país, mueren niños y niñas en el Hospital Robert Reid Cabral por falta de oxígeno y demás. Por esto y otras cosas más, es que muchas(os) vinculados al gobierno y, sobre todo al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en vez de reír con nerviosismo, tendrán que guardar un silencio sepulcral.

Ahora, hace falta que los ciudadanos sepamos, sobre todo, que podamos exigir que desde el gobierno central se libre esa lucha contra la corrupción: ya en España, hasta los partidos políticos han llegado a un consenso contra ese fenómeno; pues en el nuevo orden global, impera que los bienes obtenidos ilícitamente sean recuperados y devueltos a sus dueños, es decir, a los ciudadanos ?a quienes aquí, si se empoderan; tendrán que devolverles hasta los sombreros?. Pero hay que admitir que para eso es necesario un hombre o una mujer con temple de acero que dirija el gobierno; que no transija la corrupción: ya veremos si será capaz el presidente Medina, al margen de ir de ramas en ramas, como este fin de semana lo hizo; aquí, en San Juan de la Maguana, entre Jínova y Punta Caña.

De momento, seguiremos entretenidos con el caso del Senador por San Juan; ese que todavía no se atreve a despojarse de la inmunidad parlamentaria como si no bastara con ser hijo putativo de Leonel Fernández en un país donde las actuaciones de los poderes del Estado parecen estar subyugados a su voluntad. Tal vez, eso es lo que lo excita a tensar los músculos como un “Gran emperador” de frente o de espaldas a sus cortesanos.

Y a propósito de la realeza; mientras esperamos el desenlace de las imputaciones relativas a la Infanta Cristina, de las cuales es probable que salga ilesa o poco afectada; continuaremos reclamando que el Senador de San Juan no es el único que debe ser conducido ante la justicia a los fines de justificar su fortuna; pues las leyes deben ser justas, útiles y de igual aplicación para todos(as). Con la “Ley de Amnistía Fiscal”, la última “Reforma Fiscal” y el tan dilatado Código Procesal Penal junto a otras leyes más se viene alistando el cadalso: ¡Y a Félix le conviene que lo juzguen ahora! Al final, se reirá con la “muela de atrás” como solía hacer en Punta Caña, su lar natal.

Pero no basta que se laven las manos de un nuevo Pilatos para declarar inocente al Ing. Félix Bautista tal cual aconteció con aquel rebelde Barrabás o, que el Senador por San Juan sea conducido al Calvario; como el Cristo crucificado, al compás que vaya registrando en su memoria aquel soneto ?anónimo español del Siglo XVI? donde en vez de Dios, él sitúe el nombre de su padre putativo: ¡Leonel! Ese a quien él cual Sancho Panza al Quijote, no sólo le sirve de escudero; sino que lo idolatra.

Lo cierto de todo esto es, que en España y en la República Dominicana, se está enviando un mensaje claro contra la delincuencia económica; de cuya persecución legal puede que no escapen ni los de la realeza, ni políticos, ni empresarios, ni eclesiásticos y demás: si se le imputa a la hermana del Rey Don Felipe de Borbón y se le imputa al hijo putativo del “Emperador criollo”, ¿quién? aquí o allá; pero, ¿quién pudiera estar libre de no “poner su barba en remojo”? Solamente aquellos que como el chino Jack Ma puedan justificar su incremento patrimonial y hayan dado al César lo suyo, o aquellos que lo hayan heredado; pero no de los esbirros de la dictadura.

Facebook Comments