Gobierno dominicano regularizará extranjeros

fotonoticia_20131012023435_500

El gobierno dominicano dispuso hoy la elaboración de un plan de regularización de extranjeros residentes en su territorio, al acatar un controvertido fallo que establece las condiciones para obtener la nacionalidad.

En su primera reunión, el Consejo Nacional de Migración, que encabezó el presidente Danilo Medina, acordó que el plan de regularización debe estar listo en un plazo no mayor de 60 días, y pidió al tribunal electoral que rinda un informe sobre el impacto de la sentencia con relación a los extranjeros inscritos en el país, «regulares e irregulares».

Al final del encuentro, se emitió una declaración que fue leída por el portavoz del gobierno, Roberto Rodríguez.
«El Consejo Nacional de Migración reitera su compromiso con la implementación de una política migratoria clara y transparente, ajustada al mandato de la Constitución y las leyes dominicanas, respetando los derechos humanos y los acuerdos internacionales», indicó la declaración.
El pasado 23 de septiembre, el Tribunal Constitucional determinó que una mujer de ascendencia haitiana, Juliana Deguis Pierre, no tiene derecho a la nacionalidad dominicana porque nació de padres cuya condición de «extranjeros en tránsito (sin residencia legal)» la excluye de optar por ese derecho.
El fallo dispuso que el Tribunal Electoral someta a la instancia correspondiente las actas de nacimiento de los dominicanos de ascendencia haitiana para que ésta determine su validez o nulidad.

También ordenó realizar auditoría «minuciosa» de los registros de nacimiento desde 1929 a la fecha para identificar a todos los extranjeros inscritos en el registro civil.
La sentencia ha generado una gran polémica en República Dominicana y Haití, que comparten la isla La Española en el Caribe.
También ha dividido a la población dominicana, entre los que consideran que la disposición es violatoria de derechos humanos y los que opinan que busca regular la situación de indocumentados y que es reivindicativa de la soberanía nacional.
En la declaración leída hoy, el gobierno señaló que el Estado es sensible ante la situación de aquellas personas que se consideran dominicanas y que sienten afectados sus derechos como consecuencia de esta sentencia, por lo que trabaja para encontrar una respuesta «coherente y humanitaria ante esta circunstancia».
El Consejo Nacional de Migración, que se reunió por alrededor de tres horas, está integrado por la Dirección General de Migración, la Junta Central Electoral y el Ministerio de Interior y Policía, además de los Ministerios de Defensa, Trabajo, Turismo, Salud, Agricultura y Relaciones Exteriores.
Tras la sentencia, la Cancillería haitiana llamó este mes a consulta a su embajador en Santo Domingo, Fritz N. Cinéas, y convocó al representante dominicano en Puerto Príncipe, Rubén Silié, a quien le expresó su «desacuerdo y preocupación» por el dictamen.
Días después, el ministro de Relaciones Exteriores de Haití, Pierre Richard Casimir, inició un recorrido por el Caribe que resultó en el rechazo oficial de la Comunidad del Caribe (Caricom) al dictamen del tribunal dominicano.
De manera individual, también han manifestado su preocupación o han condenado el fallo varios líderes de la región.
Este miércoles, una veintena de dominicanos de ascendencia haitiana protestaron frente a la sede del Tribunal Constitucional, contra la sentencia 168-13 que los manifestantes consideran abre las puertas a la «desnacionalización» de miles de descendientes de extranjeros nacidos en el país con retroactividad a 1929.
Roque Félix, director del Centro Bonó, una organización que respalda la demanda, dijo a la prensa local que han sido entregadas peticiones de apoyo a las embajadas de Italia, Reino Unido, Argentina, Estados Unidos y Chile en República Dominicana.
La presencia masiva de inmigrantes haitianos en territorio dominicano es causa frecuente de fricciones entre ambas naciones.
Según una encuesta difundida en mayo, cerca de medio millón de personas provenientes de Haití viven en República Dominicana, la mayor comunidad extranjera residente en este país, mientras otros 244.000 son dominicanos de ascendencia haitiana.

24oct/amodom

Facebook Comments