Gobierno dominicano toma acciones ante caso de joven venezolano intoxicado con bebida adulterada durante viaje turístico

Gobierno dominicano toma acciones ante caso de joven venezolano intoxicado con bebida adulterada en viaje turístico

Ante el caso del joven venezolano Armando Medina, quien se encuentra ingresado en un centro de salud del Distrito Nacional, luego de sufrir una intoxicación por el consumo de alcohol adulterado, las autoridades dominicanas respondieron a este caso y clausuraron la agencia ATA Excursiones, responsable del suceso.

El ministro de Salud Pública, Plutarco Arias, condenó el acto de venta de alcohol adulterado e informó que el ministerio asumirá el pago de los 2.4 millones de pesos en gastos médicos que han tenido que incurrir sus familiares.

“En cuanto al caso del joven Armando Medina, afectado por la venta de alcohol adulterado, Salud Pública asumirá el pago de los RD$ 2.4 millones en gastos de salud en los que ha incurrido su familia. Esto se suma a las de acciones tomadas conjuntamente con los demás ministerios”, exteriorizó Arias.

Por otra parte, el ministro de Turismo, David Collado, fue más enfático, al indicar que el gobierno de la República Dominicana no tolerará esta práctica comercial, de venta de alcohol adulterado, causante de daños severos y hasta la muerte de cientos de personas en el país.

“El Gobierno dominicano no tolerará la venta de alcohol ilegal y adulterado en ningún establecimiento, y aquellos que incurran en esta actividad sentirán todo el peso de la ley. La alud y el bienestar de todos es una prioridad para esta administración”, dijo Collado.

Dentro de las medidas tomadas por el Gobierno, específicamente por Turismo, está la cancelación de la licencia de la empresa ATA Excursiones. Por parte del Ministerio de Salud se clausuró el negocio, ubicado en la Zona Colonial.

De su lado, ProConsumidor, Turismo, Salud Pública, la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), el Cestur Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR) y el fiscal de la Zona Colonial participaron de un operativo en el que procedieron a cerrar el colmado Freddy, lugar donde fue comprada la bebida adulterada.

Un viaje que terminó en tragedia

Armando Medina, es un joven venezolano de 34 años de edad, quien llegó a República Dominicana en busca de crecimiento personal y profesional, debido a la situación que se vive en su país natal.

El pasado 31 de octubre, en un viaje hacia la Isla Saona, con la agencia de viaje ATA Excursiones, su vida sufrió un antes y después.

Según narra su esposa Ainhoa Garate y un amigo de este, durante el viaje ingirió alcohol adulterado, proporcionado por esta agencia, lo que provocó que dos días después comenzara a sufrir efectos secundarios que culminaron en daños serios en su sistema nervioso.

El Centro Médico Elohim en Santo Domingo informó que el joven fue diagnosticado con acidosis metabólica (acumulación de toxinas en el cuerpo) causada por intoxicación de metanol.

Esposa agradece apoyo

La esposa de Armando expresó sus agradecimientos en el día de ayer por el apoyo y la colaboración recibida por sus amigos, familiares, la sociedad dominicana y la respuesta de parte del Gobierno.

Facebook Comments