¿Hay diferencias en el consumo de hogares inmigrantes y españoles?

1360762891_0

Madrid.- Todos los hogares se han ajustado el cinturón a causa de la crisis pero hay diferencias. Mientras el gasto en los hogares cuyo sustentador principal es de nacionalidad española la reducción del gasto fue del 6,8% entre 2008 y 2011, el gasto medio por hogar extranjero ha descendido un 15,03%. Sin embargo, el consumo de familias y personas extranjeras sigue teniendo peso.

El gasto que generan las familias extranjeras supone un 9% del total, una cifra importante si se tiene en cuenta que el sector consumo supone más del 50% del PIB español. Así lo afirma el Strategic Research Center de EAE Business School en su estudio ‘Las condiciones de vida de los hogares inmigrantes en España 2012, un análisis’.

El informe destaca que los hogares cuyo sustentador principal es extranjero han ajustado sus presupuestos de una manera más severa, de modo que una familia inmigrante gastó en 2011 un 23% menos que una familia española, mientras que esta diferencia en 2008 era del 15,42%.

No obstante, la caída del consumo de las familias inmigrantes fue del 1,62% en 2012, algo menor el de las familias de origen español, cuyo consumo descendió en un 2,19%.

El informe señala que hay algunas diferencias en la inversión que cada familia realiza según su origen. En los hogares españoles, las partidas de gasto que más crecieron entre 2009 y 2011 fueron las de Servicios hospitalarios, Electricidad, gas y otros combustibles, Educación infantil y primaria, Educación superior y Otros servicios relacionados con la vivienda.

En el caso de hogares inmigrantes, las partidas de gasto que muestran un mayor crecimiento son la Educación infantil y primaria, Educación secundaria general, Servicios recreativos y culturales, Otros bienes duraderos importantes para el ocio y la cultura, y Electricidad, gas y otros combustibles.

En cuanto al gasto por persona, los extranjeros experimentaron un mayor ajuste presupuestario, con un descenso medio personal del 11,06% entre 2008 y 201, frente al ajuste del 4,59% de los españoles. La diferencia entre ambos datos es del 27%.

El estudio destaca asimismo que los porcentajes que se destinan a las cuatro partidas de gasto de mayor relevancia son muy similares y casi la mitad del presupuesto (46% de media) se destina a vivienda y alimentación. Otras partidas relevantes son transportes y el gasto en hoteles, cafés y restaurantes.

Analizando las diferentes partidas de gasto, las más relevantes para las familias inmigrantes son alquileres, productos alimenticios, comidas y bebidas fuera de casa, uso de vehículos personales y artículos de vestir. Este ranking se mantiene para las familias de nacionalidad española.

amodom/ Fuente: redinmigrante.es

Facebook Comments