Hipólito Mejia la Única y Verdadera Esperanza del Pueblo Dominicano

Lic. Jose Luis Segura Montero

Por José Luis Segura Montero.

 

Muchas y muchos dominicanos me preguntaran… ¿Oye porque haces esta reflexión por escrito acerca de Hipólito Mejia?. Y yo le responderé claramente que lo hago más que dar a conocer las virtudes del compañero Hipólito. Es desahogarme un poco de la indignación que me ha causado el peledeismo en estos últimos ocho años a través de estas líneas.

Abro este paréntesis para hacer mención al deterioro social y económico que ha sufrido y esta sufriendo la sociedad dominicana en los actuales momentos, debido fundamentalmente al manejo nefasto y perverso de los recursos del estado que ejecutan a diario las actuales autoridades gubernamentales. Es cierto que el sistema publico y estatal de nuestro país tiene muchísimas vulnerabilidades, deficiencias y debilidades institucionales que la hacen presas fáciles de politiqueros que llegan a cargos públicos y arrasan con el erario publico. Pero no es menos cierto también que la Republica Dominicana en los actuales momentos tiene el mayor índice de corrupción administrativa de todo el continente americano según informes oficiales de numerosas agencias de calificaciones internacionales.

Es decir que ningún gobierno en la historia dominicana incluyendo todos los gobiernos del PRD y del Dr. Joaquín Balaguer juntos han vulnerabilizado, masacrado, deteriorado, endeudado, hipotecado, abandonado y acabado con el patrimonio nacional en tan poco tiempo de mandato como el actual gobierno morado con Leonel Fernández a la cabeza.

 

Es preciso mencionar para cerrar el paréntesis que las actuales autoridades manejan a diario mas de RD$1000 Millones de pesos y solo la corrupción administrativa estatal se traga alrededor del 60% en combinación directa con el derroche y el despilfarro en el gasto corriente, que ni siquiera un pacto stand by con el fondo monetario internacional en los últimos periodos de gobierno ha podido disciplinar y mantener bajo control el desorden causado sin ningún escrúpulo y pudor por las actuales autoridades peledeistas.

Es por tal razón queridos lectores que el peledeismo se ha visto atrapado en una burbuja de desesperación por quererse mantener en el poder a como de lugar y ha venido desde hace buen tiempo ¡tirando cuartos! A la calle como se dice en buen lenguaje popular dominicano, haciendo con esto un clientelismo fuera de serie fruto de la agonía que hoy sufren y de la desesperación de ver llegar el comienzo del fin de ocho años de angustia, dolor, penalidades, penumbras, calamidades, desesperanza hacia un pueblo que ha tenido que soportar una carga social y política muy pesada.

Pero con la firme convicción de poder enderezar el timón hacia el recorrido de un camino lleno de bienestar y esperanza para su gente en manos de un ser humano extraordinario, que sabe real y efectivamente lo que se debe de hacer para sanear todo el estado dominicano y curar las heridas mortales que han causado politiqueros sin conciencia social y mucho menos humana. Este ser humano extraordinario es sin lugar a dudas el Ing. Hipólito Mejia Domínguez. Un hombre con una misión clara con el pueblo dominicano de poder devolver la dignidad, la pureza y esperanza que todas y todos los dominicanos hoy anhelamos.

 

¡Gracias a Dios! las dominicanas y los dominicanos tienen esa gran oportunidad de poder lograr y alcanzar sus sueños llenos de esperanza y dignidad este próximo 20 mayo. Cuando digamos todas y todos los dominicanos a través del voto y las urnas llenas de alegría y felicidad…

Facebook Comments