Hoteles en Bahía de las Águilas deben estar fuera área protegida

 

Ante el anuncio del Palacio Nacional de que un grupo de hoteleros acompañarán al presidente Danilo Medina a una visita a Bahía de Las Águilas con el propósito de construir 15,000 habitaciones, la Academia de Ciencias reiteró su propuesta de desarrollo turístico sostenible o de bajo impacto y con las instalaciones hoteleras fuera del área protegida.
Recordó que desde el año 2002 preparó una propuesta que sirvió de base para la elaboración del Plan de Ordenamiento Territorial Turístico de Pedernales y la Región Suroeste, por parte del Ministerio de Turismo, donde se establecen los parámetros esenciales para garantizar un desarrollo turístico en armonía con los recursos naturales e incorporando a las comunidades locales.
“Esperamos que los anuncios oficiales se enmarquen dentro de estos lineamientos técnicos y que Pedernales y el Suroeste vean que las bondades del turismo llegan hasta allá, pero con conceptos nuevos y una visión de respeto y aprovechamiento de las riquezas naturales inigualables”, expresó la academia en un documento.
Destaca que en Bahía de las Águilas y Bahía Honda, el litoral cuenta con más de 15 kilómetros de playas intercaladas por zonas de manglares, accidentes geográficos con paisajes únicos y una biodiversidad reconocida por La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y múltiples organismos especializados en el ámbito de la conservación de la naturaleza.
Integridad ecológica. La Academia de Ciencias insistió en que se debe mantener la integridad ecológica de un sitio ambientalmente frágil, con valores de biodiversidad relevantes que forma parte del patrimonio natural del pueblo dominicano.
Por tanto, indica, la infraestructura de desarrollo debe implementarse fuera del área protegida, o sea, que todas las instalaciones se desarrollen en Cabo Rojo y la inmensa llanura que se extiende hasta la vía Barahona-Pedernales, fuera del Parque Nacional Jaragua y Bahía de las Águilas.
Subraya que estas obras deben ser de bajo impacto, en base a capacidad de carga, y orientada a oferta de turismo de naturaleza, donde el eje central sea la conservación de la biodiversidad, el paisaje y la belleza escénica.
Reconoce que el país necesita consolidar su oferta turística si efectivamente se quiere alcanzar 10 millones de visitante por año, para ello, es preciso diversificarla más allá del todo incluido teniendo en cuenta que millones de turistas alrededor del mundo buscan ofertas de turismo ecológico, que puede permitir alcanzar la meta propuesta.
La Academia de Ciencias considera que se debe observar los países de la región que han diversificado su oferta turística más allá de todo incluido, “y si República Dominicana no hace lo propio, no estaría a la altura del turismo de altos estándares, ni en calidad de competir y seguir atrayendo más turistas”.

 

Por: Odalis Mejía

hoy.com.do

Facebook Comments