Hugo Chávez Frías

Alfredo NuñezAlfredo Núñez Fernández 

 

Sorpresa, revuelo, duelo e incertidumbre causó el anuncio del fallecimiento del Presidente venezolano Hugo Rafael Chávez Frías a sus 58 años de edad, de parte del vicepresidente y heredero del trono chavista Nicolás Maduro, quien en la tarde del pasado martes anunció en el hospital militar donde estuvo recluido Chávez desde que llegó de Cuba el 18 de febrero por su cuatro tratamiento médico, que el líder de la revolución bolivariana había fallecido perdiendo su lucha contra el cáncer iniciada en junio 2011.

Chávez por catorce años fue el líder y señor de la política venezolana, instaurando un modelo de revolución social, logrando desplazar a los dos partidos tradicionales: Acción Democrática (Socialdemócrata) y el COPEI (democristiano), a través de un carisma inigualable, populismo al más alto nivel y millones de petrodólares dedicados a los más necesitados. Lo que le ayudo acumular prácticamente todo el poder político y militar del país caribeño.

¿Héroe o villano?, la respuesta depende del cristal con que se mire. Para millones de pobres venezolanos que se beneficiaron por primera vez del caudal de petrodólares era todo un héroe del siglo 21, al igual que para los países que se favorecieron de su brazo solidario, incluyendo la República Dominicana con el acuerdo Petrocaribe. Del otro lado de la moneda están miembros del sector privado venezolano, quienes se vieron apabullados del poderoso político que decidía a voluntad sobre cualquier tipo de empresa sin importar sus repercusiones. ¿Dictador?, tampoco se podría considerar como tal, cuando todas sus luchas eran refrendadas en las urnas con la mayoría del apoyo del pueblo venezolano.

Pero no nos dejemos engañar, los números no mienten, el Presidente Chávez logró lo que pocos presidentes han podido alcanzar, reducir la pobreza en más del 50% desde que llegó al poder en 1999, cuando la pobreza se situaba cercana al 40%. Lo que no es posible defender, es que para lograr este tremendo éxito social haya sido necesario marginar a la clase empresarial, la cual ha tenido que buscar refugio fuera de Venezuela.

El líder de la revolución bolivariana logró convertirse en guía del grupo de presidentes izquierdistas, donde estaban Rafael Correa de Ecuador, Evo Morales de Bolivia y Daniel Ortega de Nicaragua; pero el país que más se benefició del apoyo chavista fue Cuba, país con el que guardó estrecha relación comercial-económica, y donde posteriormente se realizó todos los procedimientos quirúrgicos y tratamientos contra el cáncer.

Chávez ganó la reelección el pasado octubre, pero impedido de asumir formalmente la presidencia por motivos de su delicado estado de salud, empodera nuevamente en cuestión de 30 días según reza en la constitución venezolana, al pueblo para que tome la mayor decisión de estos últimos 20 años: seguir el camino de la revolución bolivariana iniciada por Chávez, ahora representada por el actual vicepresidente Nicolás Maduro o dar un golpe de timón optando por un candidato de la oposición, representada por Henrique Capriles que en las pasadas elecciones se alzó con más de seis millones de votos.

De parte del gobierno y del pueblo dominicano, le damos el adiós a un político carismático, que con virtudes y defectos, logró cambiar la cara de un pueblo que hoy presenta sus lágrimas como símbolo de gratitud al líder bolivariano.

 

Facebook Comments