Indignación entre dominicanos por juez NY liberar taxista mató niño

Indignación entre dominicanos por juez NY liberar taxista mató niño

Por Ramón Mercedes
Nueva York.- Indignación ha creado entre dominicanos residentes en esta ciudad la liberación por parte del juez de la Corte Criminal de Manhattan Erik Edwards, del taxista de carro amarillo Koffi Komlani, de 54 años, y quien se declaró culpable de causar la muerte con su vehículo al niño Cooper Stock, de 9 años.
El suceso ocurrió el 10 de enero del 2014 en la avenida West End cuando el niño Cooper estaba sostenido por la mano de su padre, Richard Stock, un médico especialista en cáncer,  y estaban cruzando la vía con la señal del peatón a su favor, cuando el taxista hizo un giro inesperado a la izquierda, al parecer para tomar un pasajero, y en eso chocó al menor arrancándoselo de las manos a su progenitor, muriendo posteriormente en el hospital.
El juez Edwards informó este lunes que la tragedia fue investigada a fondo y las autoridades determinaron que no fue un crimen, y Komlani se declaró culpable, por lo que deberá pagar una multa de 500 dólares, equivalentes a unos 22 mil 500 pesos dominicanos,  evitando ir a la cárcel.
Antes de salir de la sala del tribunal como un hombre libre, el taxista lloró y expresaba remordimiento. «Estoy profundamente apenado por lo sucedido», dijo con una voz suave y temblorosa. «No tengo palabras para justificar lo que siento. No sé lo que pasó», llegó a decir. Su abogado defensor, Raymond Colón, manifestó simpatía por los padres de Cooper, pero dijo que la vida de Komlani también se ha arruinado.
Su licencia de conducir fue suspendida por seis meses, y tiene que completar un curso de manejo. La Comisión de Taxis y Limosinas negó renovar su licencia cuando lo solicitó en julio. En el momento del suceso Komlani, que había sido un conductor de taxi por menos de un año, tenía una licencia de prueba.
Los padres del menor, el doctor Stock y su esposa Dana Lerner, en un comunicado conjunto leído en la Corte Criminal de Manhattan expresaron “No hace falta decir que lo que pasó aquí hoy ni siquiera comienza a hacer justicia en la muerte de nuestro hijo. Dar a este hombre una multa de tráfico por matar a nuestro hijo es un insulto para nosotros y para la memoria de Cooper. Es una vida digna de ser, nada más que una multa de tráfico?».
Facebook Comments