Juan Magán, latino y global

MADRID- ¿De verdad es usted de Badalona? «De toda la vida. Lo que pasa que me relaciono desde hace tiempo con artistas latinos y mi mujer es dominicana. Así que ya casi no sé de dónde soy». En realidad estas disquisiciones no vienen mucho al caso. Lo importante es el personaje. ¿No lo conocen? Pregunten a los bajitos de su escalera en el edificio. Juan Magán ha sido «número uno» en Billboard, iTunes, disco de oro y platino, y, por si fuera poco, es uno de los padres de un género que se ha dado en llamar «electro latino». Acaba de publicar «The King Dance» (Sony).

Si el blues surgió de la esclavitud y el rap de los suburbios, Magán, Don Omar, Pitbull y algún otro, son los padres de este invento con explicación sociológica: música latina para segundas generaciones. «Hay muchos en Estados Unidos haciendo ritmos latinos para ‘‘anglos’’ porque hay 50 millones con una cara de hispano que tira para atrás pero yankis de nacimiento. Hablan algo de español en casa y quieren mantener sus raíces, y eso es lo importante. Como mis hijos, que son españoles y dominicanos, y quieren ser las dos cosas», dice Magán, un tipo curtido tras los platos de la escena house, que ha hecho giras mundiales por los clubes «hasta que me aburrí. Todo es muy ‘‘cool’’, para modernos y gente guapa, pero me dejé de tonterías y de aparentar que me gustaba. No me interesan esos círculos ni lo que hay asociado a ellos, y en cambio siempre me han gustado los ritmos urbanos y un día lo hice y… fui feliz. Sé que hay quien mira a este género con desprecio, pero me da igual. Tienen dos problemas. Yo nací en un barrio humilde y mis padres me enseñaron a tratar a todo el mundo con respeto».

Hoy mandan los dj’s y la música de baile, y en eso Magán tiene ventaja, aunque también miedo de que el auge del género acabe por multiplicar copias sin calidad. «Ya hay muchos que van todo el rato con el ‘‘mami’’ o el ‘‘morena’’ que son horteras sin gracia». «No hace falta ser un gran poeta ni un gran músico para hacer que la gente baile. Los temas de baile nacieron en los barrios pobres y hoy son para todo el mundo. Yo canto con ‘‘eses’’ en vez de ‘‘zetas’’ para que sea más global». Pues lo ha conseguido.

LARAZON

Facebook Comments