La maldición de los bonos millonarios jugadores RD

Willy Mo Peña

Willy Mo Peña

Santo Domingo.-  Estampar una firma para un conjunto de Grandes Ligas y recibir un bono millonario han sido una especie de maldición para la mayoría de los jugadores dominicanos que han recibido un dineral a la hora de firmar.

En enero de 1997 Josephang Bernhart se convirtió en el primer jugador criollo en recibir un bono sobre el millón de dólares (Toronto le otorgó 1.1 MM en enero de 1997). Recordamos que las firmas de Bernhart y Ricardo Arámboles se convirtieron en un acontecimiento para la fecha. Bernhart, descendiente de una familia de peloteros, apenas llegó a Clase A. Hoy día ejerce el derecho, su profesión tras abandonar el béisbol. Ricardo Arámboles fue un caso similar, los Yankees le dieron 1.5 millones, terminando  su carrera en el 2004.

El bono más elevado lo ha recibido Nomar Mazara (5.0 millones en julio 2 del 2011). Mazara es la diferencia de estos jugadores sobreestimados a la hora de estampar su firma para el béisbol profesional. Sobre Mazara hemos escrito, y lo seguiremos haciendo por mucho tiempo, pues el talento es su carta de presentación. Miguel Sanó (3.15 MM, Mellizos en el 2009) y Gary Sánchez (3.0, Yankees en el 2009) son los otros dos millonarios que al parecer justificarán tanto dinero.

Michael Ynoa recibió 4.2 MM por fichar  con los Atléticos de Oakland en el 2008 y  desde el 2012 Ynoa está navegando en Clase A.  Su mayor cantidad de victorias en una temporada ha sido 4. En  diciembre del 2014 fue cambiado a los Medias Blancas junto a Jeff Samardzija. El año pasado tiró 38.0 entradas, pero una vez más estuvo lesionado.

Ronald Guzmán,  inicialista firmado por Texas el mismo día que Nomar Mazara por 3.5 millones,  tiene tres años ubicado en Clase A. Rebotó de un pobre 2014 (.218, 283 OBP, .330 SLG), teniendo su mejor temporada el año pasado (.282-12-87). Buenos números en el 2015, aunque no para el dinero recibido.

El jardinero Elier Hernández recibió 3.0 MM en el 2011 de parte de Kansas City. Estuvo jugando invierno con los Gigantes en el 2014. No ha pasado de Clase A y el año pasado registró .268-6-54 en 510 turnos.

Recordamos el sonado caso de Wagner Mateo en el 2009. San Luis lo firmó por 3.1 millones. San Luis anuló el contrato en septiembre de ese año por problemas físicos. Mateo luego firmó con Arizona por 512 mil dolares (mayo del 2010). Lanzó 8.0 entradas en el 2013, 14.1 en el 2014 y desde ese año está fuera del béisbol.

Con Ariel Ovando fue que los equipos de las  Mayores descubrieron por donde se le entra el agua al coco. Los Astros de Houston le dieron 2.6 millones a Ovando en el 2010.  Houston y luego los Cubs le dieron de baja. Bateó (.194) en 2013, (.237) en 2014, convirtiéndolo en lanzador el año pasado (4-0 0.43, 26 entradas, 1 carrera, 33 ponches en Rookie). Los Angelinos lo reclamaron de waivers  en diciembre.

 

VER ARTICULO COMPLETO EN: ALMOMENTO.NET

 

Facebook Comments