«Navidad fuera de mi país»: dominicanos narran lo que más extrañan de RD

"Navidad fuera de mi país": dominicanos narran lo que más extrañan de RD

Hoy se celebra Nochebuena, uno de los días más esperados en muchas partes del mundo, especialmente para los dominicanos. Un día en el que las familias se reúnen para celebrar este día tan especial, víspera de Navidad, aún en medio de la pandemia por la COVID-19.

Navidad, un mes que se caracteriza por la unión familiar, toma otro contraste para los dominicanos ausentes, aquellos que residen en el exterior y que no pasarán sus festividades en República Dominicana.

Para estas personas, son muchas las tradiciones navideñas que se mantienen apegadas a sus recuerdos, causándoles momentos de nostalgia y tristezas.

Los aguinaldos en horas de la madrugada, las calles decoradas con luces navideñas, la cena de Nochebuena en familia, la alegría de la gente, las reuniones con amigos y las canciones típicas de Navidad en la radio son solo algunas de las tradiciones que más extrañan.

Así lo externaron varios dominicanos, residentes en España, quienes llevan más de 10 años residiendo en el exterior.

Para Érika Díaz, quien labora en una estética, lo que más extraña de la Navidad en República Dominicana es su familia, amigos y la alegría que caracteriza a toda la gente de este país caribeño.

“Ir por algunas calles y ver los puestos de venta ambulantes con las frutas y golosinas típicas para esa época, así como el lechón asado, la fiesta de Navidad de la empresa, y que en esa época siempre buscamos una excusa para juntarnos”, son otras de las tradiciones que más añora.

El prestamista Hamlet Ramírez, quien también trabaja en el mundo artístico, sostuvo que lo que más extraña son los aguinaldos, el ambiente familiar y las decoraciones navideñas en los barrios.

Yuberki Payano, quien lleva 13 años residiendo en el exterior, específicamente en Valencia, España, dice que el pasarla sin su familia ha sido una de las realidades que más nostalgia le ha causado.

De forma muy parecida se expresó Leticia Mercedes, instructora y organizadora de eventos, quien puntualizó que una de las cosas que más le hace falta es el compartir con los vecinos.

Tradiciones que continúan

El convivir en otra cultura no los ha dejado desprenderse de todas sus raíces. Desde “la República que lo tiene todo” han arrastrado distintas tradiciones y expresiones culturales.

Los merengues típicos de Navidad y los platos característicos para Nochebuena, como el Pavo, la ensalada rusa, el arroz con gandules y los pasteles en hojas, forman parte de las tradiciones navideñas dominicanas que no dejan de realizar.

Yudith del Cristo, una periodista que lleva 15 años residiendo en el exterior, cuenta cómo extraña participar en aguinaldos con vecinos, amigos y familiares.

“Extraño salir por las calles cantando canciones navideñas y terminar en cualquier casa de un vecino con chocolate, jengibre y galletas”, expresa Del Cristo al ser entrevistada por Amo Dominicana.

¡Ellos piden un deseo!

El 2020 estuvo marcado a nivel mundial por un nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19. Al cierre de este artículo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) contabilizaba un total de 78,7 millones de personas contagiadas por este virus, mientras que la cifra global de fallecimientos superaba los 1,7 millones.

Ante esta realidad, la cual ha afectado a todos los países del mundo, Yuberki Payano, Hamlet Ramírez, Yudith del Cristo y Leticia Mercedes piden un único deseo para este Año Nuevo: que el virus llegue a su fin.

Yuberki: “De pedir un deseo para Año Nuevo, ahora mismo sería que funcione la vacuna contra el covid”.

Hamlet: “Lo más difícil es dejar a mis seres queridos atrás y los que han fallecido en esta pandemia. Mi deseo es que nada de esto hubiera pasado”.

Yudith: “Mi deseo es que se encuentre una cura eficaz y segura para esta pandemia que tantas personas se ha llevado a su paso”.

Leticia: “Deseo el final de la pandemia”.

Este deseo ha sido manifestado por cuatro dominicanos que viven en España, pero, que sin lugar a dudas, sería compartido por todos los residentes del mundo.

Por Escarlin Pozo

Facebook Comments