No a los recortes se gritó en 55 ciudades españolas

Bajo la consigna ?Con la educación y la salud no se juega?, decenas de miles de personas se manifestaron ayer enMadrid y en varias ciudades de Españacontra las nuevas medidas de austeridad del gobierno, que afectan a sectores sensibles.

?Los recortes en la educación y la sanidad es lo último que podemos aguantar la clase trabajadora. ¿Sin eso qué nos quedaSi no tenemos ni trabajo?, se indignaba Domingo Zamora, de 60 años.

?Es criminal recortar la sanidad?, ?Pueblos de Europa, levantaos?, ?NO?, podía leerse en las pancartas agitadas por los manifestantes bajo la lluvia.

La mayoría de los lemas iban acompañados por el dibujo de una tijera, símbolo de los recortes presupuestarios.

Cincuenta y cinco ciudades españolas fueron movilizadas por una ?plataforma social en defensa del estado de bienestar y los servicios públicos?, a los que se sumaron los dos principales sindicatos españoles.

En Madrid, varias decenas de miles de personas desfilaron por las calles, según los periodistas, y 40.000, según los sindicatos.

En Barcelona, unos 700 manifestantes se concentraron, según la policía, y 4.000, según los sindicatos.

La movilización de ayer fue mucho menos importante en comparación con otras recientemente organizadas en España contra la austeridad, sobre todo el día de la huelga general, el pasado 29 de marzo. Pero los sindicatos convocaron a una nueva movilización para el 1 de mayo, mañana.

Muy controvertida en España, la reforma sanitaria implica hacer pagar a los jubilados sus medicamentos, hasta ahora gratuitos, o limitar el acceso a la salud pública de los inmigrantes sin papeles.

En materia de educación, el gobierno autoriza a las regiones a subir los costos de inscripción a la universidad en un 50%, y que pasarán de 1.320 a 1.980 dólares de promedio.

En un mitin, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, que el pasado viernes anunció una nueva serie de aumentos fiscales para el próximo año, afirmó que no tenía ?otra alternativa?. El líder español agregó que ?España no necesita maquillaje, sino profundos cambios estructurales?.

Según el mandatario, ?los efectos no se ven a corto plazo? y si el gobierno ?sigue haciendo las cosas bien, vendrán tiempos mejores?. ?Por eso cada viernes continuarán las reformas. El viernes que viene, también. Y muy importantes?, dijo, publicó ayer el diario español El País.

 

 

EFE
Facebook Comments