Obama reconoce deuda con la comunidad latina y promete una nueva reforma migratoria

El presidente de Estados Unidos aprovechó la celebración de la fiesta del Cinco de Mayo para comprometerse de nuevo con la reforma del sistema de inmigración. La falta de avances en uno de los asuntos de mayor interés para los hispanos puede resultar clave en las presidenciales.

Obama reconoció en su discurso, ofrecido el jueves por la tarde en el Jardín de Rosas de la residencia presidencial, que tiene una deuda pendiente con los latinos y que éstos no serán los únicos en beneficiarse de una reforma que calificó “de sentido común”.

“Es el momento de que cumplamos con la promesa que hicimos a todos nuestros jóvenes y hagamos que el DREAM Act sea una realidad”, dijo el presidente, apostando una vez más por la aprobación de una ley que permitiría que cerca de un millón de jóvenes indocumentados regularicen su situación a cambio de alistarse en el ejército o acceder a la universidad.

La legislación, sometida a voto en la Cámara de Representantes y en el Senado, fue rechazada por una mayoría del Partido Republicano -al igual que otras propuestas para reformar el sistema de inmigración- y puede convertirse en un tema a considerar en las elecciones de noviembre.

Según una encuesta reciente, el 70% del electorado latino votaría por Obama, frente a un 14% que respaldaría a Mitt Romney, favorito hasta ahora para disputarle la reelección.

“Seguiremos luchando por la reforma migratoria, no sólo por los miles de jóvenes con talento que dependen de ella, sino también porque Estados Unidos depende de esta legislación”, dijo Obama.

El presidente siempre ha defendido la ley al considerar que puede tener importantes consecuencias económicas que tendría para el país, impidiendo que miles de estudiantes preparados por escuelas e institutos norteamericanos acaben ejerciendo en otros países.

Con información de El País.

Facebook Comments