Reacciones positivas en Europa al rescate de España, pero persiste la inquietud

Alemania, Francia, Gran Bretaña y Suecia reaccionaron positivamente este domingo a la ayuda propuesta por la Unión Europea a España para recapitalizar a sus bancos, aun cuando se mantiene la incertidumbre respecto a Grecia y las próximas elecciones en ese país.

El ministro de Economía alemán, Philipp Roesler, aseguró este domingo que la decisión de España de pedir un rescate para recapitalizar a sus bancos es una decisión correcta y necesaria que dará confianza a los mercados.

«La decisión de España de pedir ayuda al mecanismo de rescate del euro es un paso correcto y necesario», dijo Roesler en un comunicado. «Creo que contribuirá considerablemente a crear transparencia y a estabilizar la confianza en los mercados financieros», añadió el ministro, que también es el vicecanciller del gobierno.

El primer ministro francés, el socialista Jean-Marc Ayrault, consideró que la ayuda propuesta a España era «una buena decisión», pero advirtió que se necesitarán otras «para reactivar el crecimiento».

Por su parte el ministro de Exteriores británico, William Hague, destacó el acuerdo logrado la víspera en la eurozona para prestar dinero al sistema bancario español, y recordó que Londres no cesa de reclamar «medidas decisivas» de parte de la eurozona.

«No hemos cesado de pedir a la eurozona que tome medidas decisivas para estabilizarse, sobre todo un apoyo del Banco Central europeo al sistema bancario, una cooperación más estrecha de los países de la eurozona, una mayor convergencia fiscal, y, por ejemplo, la introducción de eurobonos», recordó Hague.

Con respecto al sistema bancario español, el ministro británico indicó igualmente que el gobierno británico había previsto «planes de emergencia» para ayudar a los numerosos británicos, jubilados en su mayoría, que viven en España, pero no quiso ser más preciso.

El ministro de Finanzas sueco, Anders Borg, declaró que la ayuda de emergencia a España debe calmar los mercados, aun cuando dijo que la incertidumbre persistía en la eurozona, la cual está suspendida a las próximas elecciones griegas. «Es en conjunto una buena respuesta. Debe haber un efecto tranquilizador (para los mercados), pero aún tenemos una incertidumbre ligada a las elecciones en Grecia», añadió Borg, cuyo país forma parte de la UE, pero no está en la eurozona.

«De esta forma la incertidumbre concerniente a los bancos españoles no se añadirá a la incertidumbre que rodea a las elecciones griegas», según el ministro sueco, quien dijo también que, según los datos disponibles, las finanzas públicas y la deuda pública de España son en conjunto relativamente estables, aun cuando «es necesario ser prudentes».

«Los españoles exageraron los problemas de su sector bancario y no podemos confiar totalmente en las cifras que dan en otros ámbitos», añadió Borg. La decisión de ayudar a España es «un paso en la buena dirección» para resolver la crisis del euro, «pero hay nuevas inquietudes en todas las esquinas. No obstante hay señales positivas en el mundo, por fuera de Europa», recalcó.

El sábado, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, también expresó su satisfacción por el acuerdo que abrirá una línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros a España para recapitalizar a sus bancos, que sufren dificultades tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

© ANP/AFP

Facebook Comments