Reina la paz

Escrito por Manuel Suarez., desde Punta Cana

Luego de un intenso proceso de negociación, los controladores aéreos y el gobierno colombiano pudieron finalmente llegar a un acuerdo, con el que se podrá cerrar el largo capítulo de retrasos y cancelaciones de vuelos en los aeropuertos colombianos. Los reclamos del gremio de los controladores aéreos estuvieron enfocados en un aumento salarial de 20% y la contratación de entre 300 y 400 nuevos controladores para los 57 aeropuertos colombianos.

Como era de esperar en un tranque de este tipo, el Gobierno no podía mostrarse indiferente porque estaría poniendo en juego una cantidad considerable de recursos económicos que son generados por el sector aéreo, al igual que la imagen del país debido a los disgustos mostrados por los pasajeros. Así es que las autoridades colombianas actuaron con sus reservas, pero no dejaron de ofrecer algunas mejorías económicas para apaciguar los reclamos de los controladores.

Alegando limitaciones presupuestarias, el gobierno colombiano otorgó a los controladores aéreos un bono y llevó los sueldos máximos mensuales de US$2.700 a US$3.100. Aunque estos ofrecimientos no satisfacen por completo las demandas de los controladores, el gremio terminó aceptando este acuerdo, por lo que vuelve a reinar la paz en los aeropuertos colombianos.

«Hay que ser consecuente y colaborar con el país». Esas fueron las palabras de Carlos Arturo Bermúdez, presidente de la Asociación Colombiana de Controladores de Tránsito Aéreo, que reúne a los 519 controladores colombianos. Ojalá que pueda permanecer ese sentido de entendimiento entre las autoridades colombianas y el gremio que agrupa a los controladores, ya que el que más gana con esto es el país.

Facebook Comments