Santiago de Compostela, la piedra preciosa de España

 

España.-  Es una ciudad y municipio de España. Se encuentra situada en la provincia de La Coruña lo que la ubica a 62 kilómetros al norte de Pontevedra, siendo la capital de la Comunidad Autónoma de Galicia desde 1982. Y desde 1985 la ciudad antigua es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Esta ciudad se destaca por ser un importante núcleo de peregrinación cristiana, tras Jerusalén y Roma, debido a la creencia de que allí se dio sepultura al Apóstol Santiago el Mayor. Es que ese camino de a pie conducía a uno de los más largos e interesantes senderos de la Edad Media. Es además, relevante su Universidad, de más de 500 años de historia, la cual concede a la ciudad un agradable ambiente estudiantil, con 30.000 alumnos matriculados cada curso.

 

Catedral del Apóstol Mayor Santiago

Dos de las visitas que no puede dejar de hacer. Comience por la Catedral. Su construcción se inició en la época de mayor esplendor en 1075 y según la tradición, es el sepulcro del Apóstol Santiago, lo cual convirtió al templo en uno de los principales destinos de peregrinación de Europa durante la Edad Media a través del llamado Camino de Santiago. Allí, los peregrinos seguía la estela de la Vía Láctea que conectaba al continente ya que se trata del fin de la vía originariamente construida por el Imperio Romano. Y esto, al día de hoy se mantiene ya que sigue siendo un importante destino de peregrinación.

Luego, la Plaza del Obradoiro de una belleza excepcional y brillante. Se trata del corazón del museo de Santiago con una armonía sobrecogedora y monumentos de muy variados estilos. Por otra parte, y como contrapunto, el Palacio de Gelmírez, uno de los más brillantes ejemplos del románico civil en España. Se construyó tras las revueltas que arruinaron el antiguo palacio arzobispal. Allí se destacan sus bóvedas de crucería que cubren un amplísimo espacio sin más soporte central que el del Arco de Palacio. Para destacar: los detalles de las figuras de un finísimo esculpido.

 

 

La Plaza del Obradoiro

Leyenda y Significado de Santiago

 

Cuentan las confusas narraciones de los primeros años de la cristiandad que al Apóstol Santiago, como llaman los españoles a Jacob el hijo de Zebedeo y hermano de Juan el Evangelista, le fueron adjudicadas las tierras españolas para predicar el Evangelio, y que esta tarea la llevó hasta la desembocadura del río Ulla. Pero aún así, el éxito fue poco y debido al escaso número de discípulos, el Apóstol decidió volver a Jerusalén.

Su historia es trágica, pero muy acorde a su tiempo. En su regreso a Palestina en el año 44, fue torturado y decapitado por Herodes Agripa, y fue así como se prohibió su entierro. Sin embargo sus discípulos, en secreto, durante la noche trasladaron su cuerpo hasta la orilla del mar, donde encontraron una barca preparada para navegar pero sin tripulación. Allí depositaron en un sepulcro de mármol el cuerpo del apóstol que llegaría tras la travesía marítima, remontando el río Ulla hasta el puerto romano, en la costa Gallega, de Iria Flavia, la capital de la Galicia romana. Allí enterraron su cuerpo en un compostum o  cementerio en el cercano bosque de Liberum Donum, donde levantaron un altar sobre el arca de mármol.

La leyenda cuenta que tras las persecuciones y prohibiciones de visitar dicho lugar, se olvidó la existencia del mismo, hasta que en el año 813 el eremita Pelayo observó resplandores y oyó cánticos en el lugar. En base a aquél llamativo suceso se llamó al lugar Campus Stellae, o Campo de la Estrella, de donde derivaría al actual nombre de Compostela.

 

7 Sep/ Amo Dom

Facebook Comments