Un inmigrante entra en España en las hélices de un ferry

1370775129_100351_99806900_fotograma_6

El ciudadano argelino había salido del puerto de Tánger (Marruecos) camino de Tarifa

 

Las vías para entrar en España de manera irregular siempre han incluido fórmulas extremas y peligrosas como los bajos de un camión o entrar enterrados dentro del asiento de un vehículo. La Policía Nacional ha interceptado a un inmigrante argelino de 48 años que trató de entrar en España agazapado en las hélices de un ferry. Había zarpado del puerto de Tánger (Marruecos), rumbo a Tarifa (Cádiz). Ha sido arrestado por infracción a la Ley de Extranjería al intentar acceder por punto no habilitado a territorio nacional. Ya son 61 las personas detenidas por hechos similares durante 2013 en el puerto de Tarifa.

El polizón viajaba escondido sobre el patín derecho del buque, con la intención de lanzarse al agua a su llegada a España y nadar hasta la orilla. Pretendía posteriormente saltar la valla perimetral del puesto fronterizo y eludir los controles policiales establecidos para acceder de forma ilegal a territorio nacional.

En la Frontera Marítima de Tarifa los métodos de ocultación empleados por ciudadanos que pretenden acceder a territorio nacional de forma ilegal son muy variados. Habitualmente son los llamados “pasadores” quienes tratan de ocultar a los inmigrantes, lo que también supone un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Las técnicas para intentar pasar desapercibidos van desde habilitar huecos en distintos espacios dentro de automóviles como asientos, motor o bajos, lo que supone un grave peligro para la persona oculta, dado que se trata de espacios muy reducidos y carentes de ventilación; hasta buscar espacios poco o nada visitados dentro de los buques cuyas rutas unen España con el norte de África.

 

amodom/elpais.com
Facebook Comments