Usar el ‘smartphone’ en exceso puede provocar problemas en el pulgar y dolores cervicales

134976-620-282

  • La base del pulgar se inflama ya que la posición que adopta el pulgar al escribir en los ‘smartphones’ es la más dañina.
  • También es muy frecuente la compresión del nervio mediano en la muñeca, el llamado síndrome del túnel carpiano.
  • De hacerse crónicas estas lesiones podrán derivar en problemas degenerativos.

 

Son pequeños y parecen inofensivos, pero el uso de los telefonos móviles tiene sus consecuencias. No hablamos ahora del debate sobre las radiaciones son de nuestros huesos. El uso de smartphones también pueden provocar problemas en el pulgar y dolores cervicales. El traumatólogo Antonio Galván, de los hospitales Quirón de Tenerife, explica que la utilización de los teléfonos móviles para mantener conversaciones prolongadas causa lesiones en la mano, especialmente en el primer dedo, al ser el que más se utiliza en estos aparatos. También origina problemas en la espalda, sobre todo en la región cervical, por la posición que se adopta al utilizar el smartphone, detalla el especialista en microcirugía de la mano.

Los dolores articulares que también se pueden producir corresponden sobre todo a la base del pulgar, que se inflama ya que la posición que adopta el pulgar al escribir en los smartphones, llamada «pinza lateral», es la más dañina. Otra patología muy frecuente y relacionada con las anteriores es la compresión del nervio mediano en la muñeca, el síndrome «del túnel carpiano», una lesión cuya incidencia ha aumentado en personas jóvenes debido a la sobreutilización de la mano en la vida laboral por el uso del ratón de los ordenadores y en los momentos de ocio, por la utilización de los móviles. A su consulta acuden con alguna de estas patologías mujeres jóvenes con mucha elasticidad en las articulaciones de las manos, lo que las predispone a tener problemas relacionados con el uso constante del teléfono móvil. Por el momento, en su mayoría se trata de lesiones que mejoran disminuyendo la actividad, con férulas protectoras, antiinflamatorios y fisioterapia. No obstante, el traumatólogo advierte de que cuando estas lesiones se hagan crónicas podrán derivar en problemas degenerativos en los pulgares y también en las muñecas.

 

25nov/amodom

EFE

 

Facebook Comments